El siguiente texto fue traducido del “Calling Denise from Derby”, en Inglés, de Julian Tyndale-Biscoe, InstantAtlas PR

Iba de viaje en tren, cuando me encontré con un anuncio de la tableta “paperwhite”. Es un buen anuncio pero  contiene una cita de alguien llamada Denise y que, aparentemente, es una lectora devota que está tan maravillada con la tableta que quiere decirlo al mundo. “Es como leer un libro,” es lo que el departamento de Marketing planificó.  La imagen que acompaña el texto es más bien cursi y muestra una modelo que definitivamente no se llama Denise (esta imagen es la más aproximada que conseguimos encontrar).

not-denise

He trabajado en publicidad y marketing por muchos años y a veces la tentación de hacer algo semejante a lo que este departamento de marketing  ha hecho es muy fuerte. En el pasado esto era muy común pero ahora los que creen que Denise existe son muy pocos.

Tenemos la posibilidad de comentar inmediatamente acerca de los servicios que utilizamos y los productos que compramos, y no nos importa si esto  es leído por otras personas. Somos animados a hacerlo, a dejar estas apreciaciones. Estamos conectados a personas que comparten sus secretos íntimos con nosotros en las redes sociales. Entonces, porque ha decidido este departamento de marketing que citar a Denise sería útil para la venda de tabletas?!

Las campañas que funcionan utilizan personas reales. Por ejemplo,  las compañías de cruceros piden a sus clientes que envíen fotos de sus viajes donde se pueda ver lo bien que pasaron.  El resultado es muy simple – aunque no parece que hayan pedido a estos clientes que publicasen sus fotos!!

Nuestras narices se han vuelto más sensibles y afiladas para leer reseñas. Tener clientes reales y  contribuir a SU promoción es la única manera de hacerlo bien.

No obstante, prudencia!  Los expertos en Twitter descubrieron recientemente que se puede ir demasiado lejos cuando se trata de conseguir que la gente real diga cosas que usted  quiere a través de los medios y redes sociales. Una alternativa más segura es pedir a sus clientes que participen en talleres online para que sus potenciales clientes puedan oír que estas reseñas son  genuinas e incluso, tener la oportunidad de hacer preguntas que piensan que un vendedor evitaría.

Espero estar equivocado sobre Denise y que sea verdad que vive en un suburbio de Derby y que todos los días de la  semana por la mañana trata de darle una leída rápida a su libro favorito,camino de la oficina.